Apreciación inestable

In Consejería by PAALeave a Comment


Y sí, aunque pudo parecer difícil, del día de la toma de posesión de Donald Trump al día de ayer, el peso mexicano se ha apreciado 5.3%. Pasó de los 22 pesos por dólar del 19 de enero, a los 20.77 en los que cerró ayer, en el mercado de mayoreo. Las razones que en el mercado se esgrimen para tratar de explicar tal comportamiento son varias y creo que en conjunto ofrecen un marco de referencia válido.

Lo que se dice es que en general, México tiene una mejor posición de negociación que la que se pensaba, sobre todo después de ver las primeras acciones de Trump, como presidente, en relación a la relación bilateral con México, considerando lo que ambas partes (Trump y el gobierno mexicano) habían dicho desde la campaña. Quizá así es y lo digo de esta manera, porque al final esta opinión –o suma de opiniones– siempre parte de apreciaciones, difíciles de evaluar y por lo mismo, poco estables.

Es decir, cualquiera de los elementos puede cambiar de manera importante en cualquier momento, sobre todo considerando que en el centro de la cuestión está Donald Trump, que hasta ahora, por lo menos garantiza incertidumbre; esto es su faceta más predecible.

Pero por lo menos para restar incertidumbre, se llegó a una posición visible, con dos elementos básicos, al menos éstos son los que se han declarado por parte del gobierno mexicano: uno es que el diálogo entre los gobiernos de México y Estados Unidos se mantiene y se espera que, en un tiempo indefinido, pero breve, se reanuden los contactos y se inicie la negociación de los diferentes aspectos de la relación bilateral. El otro es que hubo un acuerdo –de “caballeros”, que se dice– entre los presidentes de ambos países para no hablar más –en público– del tema del muro, ya que al respecto existen diferencias irreconciliables entre ambas partes.

Más, no hay. Al menos no a nivel del público. Y por lo mismo hay que preguntarnos si esto es suficiente para mantener por el momento un comportamiento estable del tipo de cambio mexicano, más allá del nivel. Es probable que esto pueda ocurrir si no se afectan demasiado los elementos –mínimos– que determinan la relación cambiaria: el estado del dólar en el mercado internacional, las tasas de interés de ambas economías y en la base de ellas las respectivas tasas de inflación, el tono general de las futuras negociaciones, el mercado petrolero y los exabruptos de Trump.

Ayer los mercados en Estados Unidos se aflojaron más de lo que lo habían hecho desde el último mes. La baja cubrió los “gaps” que fueron abiertos cuando resolvieron sus consolidaciones (cumplieron el dicho que dice que un “gap”, siempre se cubre; en tres horas, en tres días, en tres semanas, en tres meses, etc.) y regresaron a probar las resistencias, que deberán actuar como soportes, ahora. La volatilidad esperada del S&P 500, medida por el VIX, se incrementó algo más de un punto porcentual, pero se mantiene en niveles históricamente bajos (de los más bajos en 20 años).

Si la baja es atribuible a la decisión del presidente de prohibir la entrada a los ciudadanos de siete países musulmanes –incluso si son residentes permanentes de Estados Unidos–, entonces habrá que ver en los próximos días cómo evoluciona el asunto, a nivel local e internacional. De entrada, no pintan bien las cosas, ya que además del rechazo internacional, el gobierno destituyó a la Secretaria de Justicia interina, por no apoyar la prohibición –no la considera legal, entre otros argumentos– considerando esta postura una traición al Departamento de Justicia, al negarse a apoyar la orden presidencial.

Habrá que tener claro que, independientemente de lo que los críticos y analistas digamos alrededor de los actos del nuevo presidente, o de las manifestaciones que se desaten alrededor del mundo por esto, pienso que los mercados actuarán como siempre y calificarán los eventos. Sé que en los mercados se pueden exagerar las situaciones, pero son buenos indicadores de lo que en general se percibe y se piensa. Y este caso –Trump– no es la excepción.

Suerte.

Leave a Comment