La semana de la OPEP.

In Consejería by PAALeave a Comment


El 19 de junio de 2014, el petróleo Brent del Mar del Norte, alcanzó los 115.71 dpb y a partir de ahí, inició un descenso hasta un mínimo de 27.10 dpb el pasado 20 de enero de 2016, algo más de 75% de baja que ha significado un cambio en las expectativas y las estructuras económicas de muchos –más bien de todos–, como hemos atestiguado en el plazo mencionado. Como sabemos, “la gota que derramó el vaso” fue la decisión de la OPEP de no recortar su producción, que en aquel entonces se decía era de 30 mbd, monto que es meramente nominal, pues los datos indican que en el paso de los meses –años, en realidad– el volumen aumentó hasta los 34 mbd.

La caída del precio puso de manifiesto que en realidad existía una sobre oferta en el mercado, en parte debida al crecimiento de la oferta de energía en Estados Unidos, tema que desde años se sabía iba a ocurrir, pues para nadie era un secreto que se decidió en los años previos adoptar una política que conduciría a convertir a ese país en autosuficiente respecto de sus necesidades energéticas. Todos conocemos la historia del gas “shale”.

Esta semana, el próximo miércoles 30 de noviembre, la OPEP celebra en Viena su asamblea ordinaria 171, en la que se supone anunciará una reducción de su nivel de producción, asunto que fue planteado el pasado mes de septiembre en una reunión extraordinaria, en Argelia y que hasta el momento no se ha traducido en información más o menos sólida, que permita saber lo que pueda ocurrir en adelante. Lo anterior, lo único que permite es especular y armar escenarios como los que compartí con usted, amigo lector, el miércoles pasado.

El viernes, en medio del vacío de información, se puso en el mercado la noticia que Arabia Saudita –líder “de facto” de la OPEP– no asistiría hoy lunes a una reunión con productores independientes, entre los que está Rusia, por supuesto, que podía pensarse como “preparatoria” para la decisión por anunciarse el próximo miércoles. Los sauditas aparentemente comentaron que no tenía sentido asistir a tal reunión, si al interior de la OPEP todavía no se había llegado a un acuerdo para recortar la oferta. Tal información hizo que el petróleo bajara casi 4% en el mercado, ante la duda que declaraciones como esa siembran, respecto de que se llegue a un acuerdo de reducción de producción.

Al final, las preguntas que se me ocurren –que quizá se parecen a las suyas– son: 1) ¿Puede la OPEP llegar a un acuerdo de reducción de producción significativo y sostenible? Esto es porque históricamente el cártel se ha caracterizado por su incapacidad de cumplir sus acuerdos y porque ahora, en particular, un acuerdo de este tipo se topa con situaciones complicadas para diversos miembros, no sólo de tipo económico, sino también político.

2) ¿Es capaz la OPEP de convencer a Rusia de participar en un acuerdo de reducción de oferta? No lo sé, pero no lo descarto, considerando el nuevo contexto de las relaciones políticas entre este país y los Estados Unidos. Desde que empezó la baja actual de los precios del petróleo, establecí –y compartí con usted– que el asunto del petróleo, era cosa de “los grandes”: Arabia Saudita, Rusia y Estados Unidos y parece que no estaba equivocado, pues como se han venido acomodando las cosas, es probable que un acuerdo como el que aparentemente se está cocinando, se resolverá entre estos tres países productores.

3) ¿Qué volumen es factible de ver como recorte para que haga impacto en el mercado? Pues si admitimos que la producción es de cerca de 34 millones de barriles al día, pues creo que un millón de barriles sería lo deseable, que francamente veo difícil, así que como escribí el miércoles pasado, creo que estaría entre 500,000 y un millón, con lo que el precio sí tendría razones para subir, pero no para iniciar una tendencia sostenida de alza. Además, no hay que perder de vista que un aumento de precio en el petróleo, hace más competitivo al gas “shale” y si esto es así, entonces la oferta agregada de energía se incrementaría, restando impulso a la posible alza del petróleo.

Pero ya falta poco para saber acerca de la decisión de la OPEP y quizá de la participación de productores independientes, como Rusia y si hay una reducción de la oferta, los primeros beneficiados, serán las empresas petroleras alrededor del mundo.

Suerte.

Leave a Comment