Las señales del “Trump rally”.

In Consejería by PAA1 Comment


Ayer los mercados en Estados Unidos tuvieron un día de baja “menor”, el Dow, que ha liderado el alza en ese país, bajó -0.29%, en tanto que el S&P 500 disminuyó -0.16%. El Nasdaq no bajó, de hecho ha subido dos días seguidos, siendo el índice que ha reaccionado con menor contundencia en este “rally” post electoral.

El Dow se encuentra en condición de sobrecompra claramente, en tanto que el S&P 500 y el Nasdaq están por entrar en tal condición, de acuerdo a los indicadores complementarios de nivel de precio, por lo que no sería extraño que los viéramos iniciar una baja para corregir el ascenso que han tenido en los días recientes. Además, en el caso del S&P 500 y del Nasdaq están alcanzando zonas de resistencia importantes, a lo que en lo personal les doy un peso mayor.

Por el momento, lo que tenemos enfrente es la evidencia de que los mercados han comprado las promesas de Trump en la línea del crecimiento y de que éste proceso estaría fundamentado en la inversión en infraestructura, el impulso al sector de la energía y en el gasto militar. Otra cosa que el mercado ha admitido es que la tasa de interés va a subir. Por eso los futuros de la tasa de fondos federales dicen que la probabilidad de alza de 25 pb en el rango de esa tasa para el próximo 14 de diciembre es de 90.6%.

Pero más interesante que lo que se espera para diciembre, es que el avance de la tasa al siguiente nivel (al rango de 75 pb – 100 pb) ha venido acercándose en el tiempo. Ahora, la probabilidad de otro aumento de 25 pb se ha colocado en 35% para el mes de junio de 2017 y para diciembre de ese año, la probabilidad de un aumento adicional de 25 pb (la tasa estaría entonces en el rango de 100 pb – 125 pb) aparece con un 20% de probabilidad. A principios de este mes, la probabilidad para el primer aumento de 25 pb en el 2017, superaba el 20% de probabilidad hasta julio de 2017.

Lo anterior no sólo implica la expectativa de una mayor tasa de interés y un mayor ritmo de incremento, sino también de mayor inflación, a consecuencia de los eventos que describí en la Consejería del viernes pasado, por la mecánica de la economía cuando se induce al crecimiento en las condiciones actuales.

El alza de los mercados en este “Trump rally”, desde luego no ha sido pareja. Ni en regiones, ni en sectores. Hay una clara diferencia en el comportamiento de las gráficas sectoriales del S&P 500 que indican cuáles son las señales que en el mercado se están leyendo. Los sectores que pueden ser beneficiados por la infraestructura son los que lideran el alza, destacando desde luego el de empresas industriales (bienes industriales finales, generalmente proveedores de otros sectores) y el de materiales (exploración y desarrollo de materias primas, minería y refinación de metales, productos químicos y productos forestales).

Otro sector que se ha visto involucrado en el alza es el financiero. La razón es que una tasa de interés más alta mejora el margen de estas empresas, condición que se ha visto deteriorada en el último tiempo, poniendo en riesgo no sólo la rentabilidad, sino la estabilidad del sector. Menos beneficiados, pero con buen comportamiento están los sectores de cuidados de la salud (Clinton los había amenazado con controles de precios a las medicinas), el de energía (Trump ha hablado de impulsarlo para tener autosuficiencia energética) y el de consumo discrecional (por el tema de la exención de impuestos). En el lado menos amable del rally, está el de productos de consumo cotidiano, los de tecnología de información, el de telecomunicaciones y el de servicios públicos (los “utilities”; distribución de gas, agua, energía eléctrica, etc.).

En Europa los mercados también tuvieron alzas, pero más moderadas y de hecho, casi todos han corregido sus avances. En Japón el mercado ha subido a partir de la depreciación que el yen ha tenido, dada la apreciación del dólar. Y los mercados emergentes como sabemos han sido los más perjudicados, si bien parece que algunos han encontrado un soporte, que veremos si es válido o no, en los próximos días. El único mercado que ha subido, aunque muy desordenadamente, es el de Rusia, supongo que porque se piensa que Putin es cuate de Trump.

Es probable que veamos una baja en los siguientes días, en parte por la violencia del alza, en parte porque como siempre, un rally tiende a perder fuerza, sobre todo cuando está basado en especulaciones. Lo importante es si en las semanas que hay entre ahora y la toma de posesión, aparece información que confirme las expectativas que impulsaron el alza de los días pasados. Y si así fuera, pues es claro dónde hay que buscar oportunidades.

Suerte.

Comments

  1. Héctor mendoza

    Pedro, como siempre,
    muy interesantes tus puntos de vista, en lo personal me gustaría más información sobre el presente y futuros del mercado Mexicano.
    Gracias y Saludos.

Leave a Comment