TRUMP

In Consejería by PAA2 Comments


Sobra el “nadie lo esperaba” o el “te lo dije, Trump podía ganar”, o el “nadie entiende nada” o cualquiera de los lugares comunes que seguramente escucharemos a lo largo de los próximos días. El hecho es que Donald Trump, es el Presidente Electo de los Estados Unidos. En mi caso, asumí el riesgo que suponía actuar pensando que Hillary Clinton ganaría y no fue así y tendré que empezar a pensar cómo enmiendo mi error de cálculo y actuar en consecuencia.

¿Qué es lo relevante de este resultado? En primer lugar, la decisión de Clinton de no aparecer en público y aceptar el triunfo de su oponente. Independientemente que ella haya llamado al candidato ganador para admitir su triunfo, esta actitud puede ser interpretada como algo similar a la postura de Trump de cuestionar los resultados de la elección, si perdía. Va más allá de asumir su derrota, creo que debió enviar un mensaje de respeto a la democracia a sus partidarios.

La ventaja con la que gana Trump, en votos electorales es otro dato contundente. Pero quizá más que tales votos, lo importante son los casi 58 millones de votos populares que Trump obtuvo y que representan a una parte de las personas que apoyan sus ideas y posturas, con todo lo que ello implica. El triunfo de Donald Trump, también puede ser interpretado en el sentido del hartazgo, del cansancio que los políticos le han causado a la sociedad estadounidense. Ocho años de Barack Obama en el poder parece que fueron suficientes para que muchos millones de personas pensaran que ha sido suficiente de gobierno demócrata.

Trump gobernará con una Cámara de Representantes y un Senado con mayoría republicana, lo que en principio supone una condición más amable que la que Obama tuvo. Sin embargo, algo que habrá que observar con detenimiento es la forma en que el Partido Republicano negocia a su interior, pues como sabemos, la candidatura de Donald Trump causó divisiones y desmarques de personajes importantes en ese partido, respecto del hoy Presidente Electo.

Desde luego, lo anterior -las divisiones internas del Partido Republicano- puede ser cosa menor si la comparamos con la división que seguramente la campaña y ahora el triunfo de Trump han causado en la sociedad estadounidense. Por eso, su discurso de victoria fue en tono conciliador y haciendo un llamado a la unidad de los ciudadanos de su país, pues tiene clara la condición a la que se enfrentará como presidente. Debo decir que me pareció un buen discurso, dicho con tranquilidad, sin triunfalismos y sin agresiones.

Lo anterior habla de la transformación que un candidato sufre en instantes, cuando pasa a ser ganador. Esto abre la pregunta de “quién” será el presidente Trump y como gobernará, ya que hasta hoy no conocemos algo que pueda llamarse un plan de gobierno. Sus planes, la conformación de su equipo de gobierno, la forma en que plantee la relación con el exterior es algo que conoceremos en el futuro próximo. ¿Cómo gobernará sin decepcionar a sus electores y ganar la confianza de los que no votaron por él?, considerando que ofertas concretas no ha hecho -lo que no es extraño en una campaña- y que, por tanto, sus mensajes se han dirigido a los sentimientos de las personas, situación que le hace vulnerable.

¿Cómo gobernar sin poner en riesgo al resto del mundo? Lo digo porque todos sabemos del peso y lugar que ocupa Estados Unidos en la comunidad global. Pero también por el tono que hasta ahora le hemos conocido durante su campaña que, si bien puede ser tan sólo eso, también dejan ver una parte de sus pensamientos, que son los que atrajeron a los millones de personas que lo respaldan. Tal vez por eso, en su discurso trató de mandar un mensaje amable y de cooperación a los países que hoy lo observaban. Habrá que ver.

¿Qué hacer ahora? En primer lugar, no salir corriendo. Conforme avanzó el proceso de la votación y los resultados salieron al público los mercados reaccionaron -muy- negativamente a las noticias, tanto en Asia como en Europa. Los futuros de los índices del mercado estadounidense se precipitaron a la baja, pero en el paso de las horas, recortaron las pérdidas. Por ejemplo, el Dow llegó a bajar 800 puntos y al momento de escribir esta Consejería -2:40 AM, del miércoles- la caída era de 324 puntos.

Otra cosa que pienso que hay que evitar, es ser contagiado en lo posible, por el catastrofismo y el tremendismo que seguramente habrá por algunos días en los medios de comunicación. No digo esto para evadir la importancia de los hechos, pero el ruido y las carreras, no ayudan a ver con claridad lo que tenemos enfrente. Como usted se podrá imaginar, amigo lector, tengo más preguntas que respuestas.

La historia presenta coincidencias: el 9 de noviembre de 1989, fue derribado el muro de Berlín y el evento se recuerda como una referencia importante en la memoria de los humanos. Espero que al 9 de noviembre de 2016 -que también será una referencia importante- no se le recuerde como el inicio de la construcción de un muro, aunque sea inmaterial.

Suerte.

 

 

Comments

  1. Carlos

    Buen día la verdad es un poco de dudar del sistema, días atrás debido a que el FBI vuelve a revisar el tema de los correos de Clinton, Baja de los mercados, justo antes de las elecciones el FBI dice que no hay cargo alguno por los correos, Alta de los mercados, ambos movimientos se presentan de una manera muy fuerte, ahora justo antes del resultado final como lo menciona los futuros con un desplome el cual se llegó a presentar con el tema del Brexit en su momento, y las operaciones de USD- MXN lo llevaron al peso de 18.23 hasta niveles de 20.74 y en este momento 6:30 AM con un regreso a niveles de 19.86, la verdad me quedó pensando quienes fueron los verdaderos ganadores con todas estas alzas y bajas, y no quiero sonar como si fuera del PRD o con ideas socialistas, no para nada, pero le hago la pregunta Pedro quienes son los ganadores con estos movimientos?.

  2. Jeanett

    Pedro, buenos días, una realidad que pocos veían consolidar hoy, es una realidad, un hecho más que podrán agregar a la lista por contar en “vidas interesantes”.
    Ésta mañana reflexionaba con mis hijos -a manera de aprendizaje- ” lo bueno” a rescatar de éste triunfo y te lo comparto, el poder de un ser que creyó podría ser Presidente de la economía más grande del mundo y ahí esta ¡el Presidente electo #45! podemos lograr cualquier cosa que nos propongamos, así que, por el momento nos queda seguir hacia adelante que la satisfacción son caricias para el alma.
    Gracias por tus sugerencias y reflexiones, el pánico nubla cualquier escenario.

    Suerte

Leave a Comment