PIB en México y petróleo.

In Consejería by PAALeave a Comment


Ayer se publicó la Estimación Oportuna del PIB del 3er. trimestre y resultó en un crecimiento de 2.0% anual. Respecto del trimestre previo, el incremento fue de 1.0%. Esta es la cuarta vez que se publica este dato y aparece un mes después de cerrado el trimestre que se reporta y por lo mismo, suele tener ajustes. Por ejemplo, la estimación oportuna del 2° trimestre de 2016 fue 2.4% y el dato final resultó en 2.5%; para el 1er trimestre fue de 2.7% y el dato final, de 2.4% y en el 4° trimestre de 2015 la estimación oportuna fue de 2.5% y el resultado final de 2.4%.

El dato final del PIB del 3er trimestre, se publicará el próximo 23 de noviembre, por lo que el indicador de la Estimación Oportuna del PIB es un buen instrumento para tener una idea de lo que ocurrió y un atisbo al futuro. De tal modo que, si el dato no cambia demasiado, considerando lo transcurrido del año, el PIB estaría creciendo 2.3%, que por cierto es mi estimación para todo el año. El dato de 2.0% del 3er trimestre, fue mejor a la expectativa general que era de 1.8% y en parte seguramente explica la estimación promedio para todo el año, que es de 2.1% y que contiene una estimación promedio para el 4° trimestre, también de 1.8%.

El perfil de la economía no cambió, ya que el sector agropecuario muestra la tasa de crecimiento más alta, de 4.9%, que como sabemos pesa poco en el PIB. El sector de la industria decrece -1.0%, siguiendo la trayectoria de ya varios trimestres, en tanto que el sector de servicios mantiene un buen desempeño creciendo 3.3%. Más allá de lo que ocurra en la parte final del año, el desempeño de la economía es preocupante, para 2016 y 2017. Veremos.

Sin que el petróleo sea la causa mayor del estado de la economía mexicana, digamos que contribuyó a la situación. Por eso no le quito la vista de encima. De finales de septiembre a la fecha, el petróleo subió 10% y luego lo volvió a bajar. Como recordará, amigo lector, la OPEP anunció a finales de septiembre pasado su decisión de llevar a cabo un recorte de la producción del cártel, invitando a productores independientes –fundamentalmente a Rusia– a sumarse a tal iniciativa, con lo que sorprendió al mercado. La decisión final se espera se anuncie el 30 de este mes de noviembre, cuando la OPEP se reúna en su sede –en Viena–, para celebrar su asamblea ordinaria.

En el mercado, el precio –del Brent– pasó de 46.17 dpb el 27 de septiembre, a 53.73 dpb el 10 de octubre y ayer cerró en 48.60. Tales fluctuaciones reflejan las dudas que se tienen acerca de la capacidad de la OPEP, liderada por Arabia Saudita, para instrumentar el recorte de producción prometido y el mercado se ha cansado de, digamos, los “recortes verbales” que son lo único que ha habido hasta ahora. Como es sabido, no todos los países miembros del cártel están en la misma situación –y disposición– para acordar la disminución de oferta propuesta y algunos buscan quedar fuera del posible acuerdo, como es el caso de Libia y Nigeria, golpeadas por la violencia política, en tanto que el caso de Irán está relacionado con su intento de recobrar su posición en el mercado después de muchos años de embargo, además de su oposición política con Arabia Saudita.

De tal modo que el tiempo pasa y aun cuando falta un mes para la fecha fijada, la sospecha del mercado es que no hay avances, pese a las reuniones que han tenido los miembros de la OPEP. Sin dejar de ser una especulación, no nos faltan motivos para ello, pues quienes hemos seguido al mercado petrolero y en particular a la OPEP, hemos sido testigos de lo complicado que es llegar a acuerdos estables.

Además, es claro que si la intención de la OPEP es que participe Rusia en la contención de la oferta, esto sólo ocurrirá si los rusos tienen cierta seguridad de que la OPEP ha llegado a un acuerdo interno en el que se pueda confiar, de otra suerte, lo que estaría ocurriendo es que pondrían en riesgo su propia posición en el mercado.

Desde luego hay que esperar por los acontecimientos y al final, por la reunión del 30 de noviembre, mientras tanto, habrá que lidiar lo mejor que podamos con los vaivenes del precio, que supongo reflejan la especulación de que, si no hay un acuerdo sólido, el mercado seguirá sobre ofrecido en 2017.

Suerte.

Leave a Comment