La relatividad del crecimiento

In Consejería by PAALeave a Comment


El Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) del mes de agosto trajo un crecimiento de 2.9%, lo que es un dato mejor de lo esperado, con una caída mensual de -0.1% (comparado con julio). El IGAE, que es como sabemos un “proxy” mensual del PIB, sugiere que el 3er trimestre de la economía podría estar alrededor de 2%, crecimiento que no resulta del todo mal, si consideramos que los pronósticos para este periodo están alrededor de 1.8%.

Como ha sucedido varias veces en este año, este dato -que en realidad es bastante pobre- está ligeramente por debajo de mis expectativas, ya que ayer, cuando contesté la encuesta mensual de Banxico, el dato que consigné para el 3er trimestre fue de 2.1%, que sumado a los ya conocidos del 1er semestre (2.45%, en promedio) y a mi pronóstico de 2.2% para el 4° trimestre del año, llevan mi expectativa de crecimiento para todo el año a 2.3%.

Y sí, sigo siendo de los optimistas, en las encuestas, ya que en general lo esperado está en 2.1%, de tal modo, estos datos confirman lo relativo que es todo en esto de la economía -y de casi todo en el planeta-, pues estamos hablando de crecimiento muy bajo, tan bajo, que 2.3% resulta “optimista”. Como sea los pronósticos a lo largo del año se han venido ajustando a la baja: en marzo el crecimiento estimado para todo 2016 fue de 2.65%, en junio de 2.4%, en septiembre de 2.25% y ahora en octubre, es el 2.1% mencionado.

Lo anterior es lo “normal”, pues conforme avanza el periodo que se estima -un año, en este caso-, se tiene más información de la realidad que, como sabemos no es del todo buena en este 2016 y desde hace ya un buen número de años. Para 2017, el crecimiento esperado en este mes de octubre de 2016 es de 2.4% (el mío es de 2.5%), en el promedio de los pronósticos que sigo, que son diez -nacionales y extranjeros-, algunos más actualizados que otros dadas las diferentes periodicidades (algunos son mensuales, otros trimestrales y un par, anuales). Le comparto estas cifras, para que usted, amigo lector, “le vaya midiendo el agua a los camotes”, como dice la expresión popular.

En el IGAE de agosto, el perfil general de la economía no cambia: el sector de servicios sigue teniendo buen comportamiento al crecer 4.2% anual, si bien el crecimiento mensual, comparado con el de julio, fue de cero. El sector de la industria sigue muy débil, ya que su crecimiento anual fue de 0.3% y el mensual de -0.4%. Por su parte, las actividades agropecuarias crecieron 9.7% anual, dada la recuperación de algunas materias primas en el mercado internacional, aunque lamentablemente, la contribución al PIB de este sector, es muy baja.

En los mercados, la especulación sobre el resultado de las elecciones en Estados Unidos, aunque haya disminuido, sigue estando presente, lo que no deja de llamar la atención. Es interesante ver como Donald Trump sigue haciendo impacto en el ánimo de la gente, que empieza ahora habla de los votantes ocultos -los Trump de clóset- y de cierta información “secreta” que estaría por publicarse y que haría que los datos de opinión se voltearan a favor de Trump, cosa que es dudosa a estas alturas del partido. Pero, a diferencia del dicho popular de: “Muerto el perro se acabó la rabia”, pareciera que este “mal” puede ser más duradero que el “efecto Trump”, como escribí en una Consejería reciente. Por lo pronto, las encuestas de preferencias electorales y los votos electorales se han cerrado nuevamente, en estos días finales de campaña, aunque Clinton en ambos conceptos (más en el segundo que en el primero) sigue siendo buena.

Los mercados continúan en una especia de “modo de pausa”, en parte por el tema electoral, que ha captado la atención de los inversionistas y que ha dejado un tanto de lado a los resultados corporativos, que han resultado buenos en lo general. La volatilidad se ha mantenido muy estable, ya que medida con el índice VIX, es de 0.9% al día (la posibilidad de variación del S&P 500 en un día, es de 0.9% a -0.9%, lo que, en puntos, considerando los datos del cierre del miércoles, es de 19.19 a -19.19) y la probabilidad e alza de la tasa de interés en noviembre es 8.3% y en septiembre, de 72%.

Lo que ha hecho cierto ruido en el mercado, es la firmeza del dólar que, en el mercado internacional ha subido 4% durante octubre, si bien en los días recientes ha contenido un poco su alza. Como sea, esto ha hecho que -junto con Trump- el peso mexicano haya rebotado en su línea de tendencia de apreciación, y se haya depreciado 1.3% en los pasados dos días. En los mercados asiáticos, hoy jueves, el dólar, en términos del peso mexicano, cotiza en 18.78.

Suerte.

Leave a Comment