¿Nadie quiere joder a México?

In Consejería by PAA2 Comments


Hace un par de días un cliente pidió opinión sobre la modificación que la Ley de Ingresos tuvo, en su paso por la Cámara de Diputados. Esta Consejería es mi respuesta a él, que comparto con usted, amigo lector, esperando que mi cliente no se moleste por esta decisión. Lo hago porque en parte, mi trabajo es compartir mis ideas con otros, y como las que a continuación escribiré no son lo que se dice una información puntual de operación, o que hablen de un tema referido directamente a la actividad del cliente o de intereses que puedan afectar a sus negocios, pues las uso para la Consejería de hoy.

Buenas noches, Cliente. En respuesta a tu solicitud de opinión sobre el tema de las modificaciones a la Ley de Ingresos para 2017 que hicieron los diputados, de entrada te digo que me parece una terrible irresponsabilidad. Los números son lo de menos, pues no hacen gran efecto sobre los originales. Pero lo importante es el mensaje que envían: no vamos a dejar de gastar.

Las modificaciones fueron un incremento en el tipo de cambio promedio, de 18.20 a 18.62 pesos por dólar y un aumento de la plataforma de producción de petróleo de 1.928 millones de barriles por día (mbd), a 1.947 mbd. Entre ambos cambios se consigue un aumento de 51.4 mil millones de pesos en los ingresos del Gobierno para 2017 lo que implica la posibilidad de gastar más, sin garantía alguna de conseguir los ingresos.

Como todas las estimaciones –porque las cifras originales y las nuevas, son estimaciones–, son inventos. De hecho, la del tipo de cambio es muy similar a la que los analistas del Sector Privado proponemos como estimación promedio para diciembre de 2017 (18.65), en la última encuesta de Banxico, la del mes de septiembre pasado. El cambio en el volumen de la plataforma de producción de petróleo, es algo menos de 1%, lo que no hace gran diferencia, con la estimación original.

Pero como escribí líneas atrás, el mensaje implica ir en contra de lo que en el plan económico para 2017 propuso el gobierno: controlar el déficit fiscal, contrayendo el gasto y no tomar más deuda. Por cierto, hasta donde entiendo, se elevó el techo de endeudamiento en 5,400 millones de pesos que, aunque es un monto menor, contraviene la idea de frenar el ritmo de endeudamiento del Gobierno que, como sabemos, pasó de 33% en 2012, a 48.5% en 2016, como proporción del PIB.

Cliente, como quizá recuerdas, durante varias ocasiones en este año, compartí contigo que todo lo que se estaba haciendo en el Sector Público, en el aspecto financiero, tenía que ver con proteger al balance fiscal, lo que claramente fue insuficiente, tan es así, que las empresas calificadoras Moody’s y Standard and Poor’s, cambiaron la perspectiva de la economía mexicana de “estable” a “negativa”, con la advertencia explícita de reducir la calificación de la deuda soberana de México, de no corregirse esta situación. Por eso, mejorar la condición de las finanzas públicas tiene que ser el foco de las acciones no sólo del Gobierno, sino del Poder Legislativo.

Por eso me parece irresponsable la actitud de los diputados, que sólo es explicable a la luz de sus intereses personales y partidistas, considerando que en el futuro próximo –muy próximo–, este país nuestro entrará en la etapa de la contienda electoral por la presidencia y anexas. ¿Y si las estimaciones fallan y no se generan los ingresos supuestos? Pues ajustarán el gasto en algún lado que no merme a sus aspiraciones electorales. ¿Y si las calificadoras deciden bajar la calificación crediticia? Dirán que no es realmente importante, pues todo mundo quiere invertir en México. ¿Y si se presiona el tipo de cambio –cosa probable–? Culparán a los especuladores. En resumen: No tienen madre.

Y hace unas horas, hoy martes, escuché al presidente Peña Nieto decir que nadie despierta pensando “cómo joder a México”. Qué bueno que nos lo aclara. Ignoro qué se propone, pues me queda claro que no fue una expresión “espontánea”; la espontaneidad no es una de sus virtudes. Creo que si lo que trata es empatizar con la ciudadanía y mejorar su popularidad o la aceptación de la sociedad hacia él o su partido, y las cosas ocurren como hemos visto, no lo va a lograr.

Como siempre, Cliente, quedo a tus órdenes.

Suerte.

Comments

  1. Filiberto Rangel

    Cuando un hombre le pega a su mujer, no es por joder, es para que se mejore.
    ¿quien se mejora? se mejora la parte que saca la mayor ventaja.
    Esa ventaja se ha visto todo el tiempo,
    Cuando agarra hueso, se nota inmediatamente su cambio de estatus social,
    tanto de El como el de su familia y de sus cuates
    Saludos

  2. José Miguel Enríquez

    Curioso el comentario de que “Ningún presidente no se levanta queriendo joder a México” . ¿ Entonces podemos decir que Peña jodió a México “sin querer” ?

Leave a Comment