Resolviendo las incógnitas.

In Consejería by PAALeave a Comment


El PIB de China en el 3er. trimestre de este año creció 6.7% manteniendo así la tasa del 2° trimestre y conservándose en el rango que el gobierno chino estableció como la meta para éste y los próximos años, lo que se aventura como un periodo de cinco a diez años. Sigue siendo –aparentemente– una preocupación para la estabilidad de la economía, la posibilidad de una desaceleración del sector de desarrollo de bienes raíces, que se estima es la mitad del volumen de inversión en ese país y que preocupa sobre todo por la presión inflacionaria que ha generado, pues el alza de precios de los bienes raíces ha alcanzado 25% en ciudades como Beijing y Shanghai.

La inversión en bienes raíces aumentó 7.1%, en tanto que otros sectores importantes para el crecimiento y la transformación que China intenta para su economía, como son el consumo y la infraestructura, crecieron 7.6% y 19.4%, respectivamente. Estos datos hablan, más allá del crecimiento en sí mismo, de la decisión que en ese país se ha tomado para reconvertir a su economía, anclada en las décadas anteriores en el crecimiento de la industria pesada y el sector externo.

Así, la información del crecimiento del 3er. trimestre, debería reducir la ansiedad que el mercado dejó ver en los días recientes y que yo interpreté como relacionada con la economía de China y su estabilidad. Sin embargo, no dejará de causar preocupación la condición general del sistema financiero de ese país, dado el sobrendeudamiento en que el sector de bienes raíces y desarrollo inmobiliario ha incurrido, del que habrá que estar pendientes en el futuro inmediato.

Por otra parte, la inflación al consumidor en Estados Unidos parece estar apuntando hacia el nivel de 2%, que es la tasa objetivo de la Fed. En el mes de septiembre fue de 0.3%, lo que derivó en una inflación de 1.5% en los últimos doce meses. El repunte inflacionario está claramente relacionado con el aumento de precios en el renglón de la energía, en el que destaca al aumento de la gasolina, que fue de 5.8% en septiembre. En los últimos doce meses, la inflación de los bienes y servicios relacionados con la energía es de -2.9%, que implica un aumento, ya que en los meses previos, los números mostraban disminuciones de dos dígitos.

Otro sector que mostró un incremento relativamente importante, por el peso que tiene en la inflación, fue el de la vivienda, que aumentó 0.4% en septiembre, que es el incremento más importante que registra desde el mes de mayo pasado; para los últimos doce meses, la inflación de este grupo de bienes y servicios es de 3.4%. Y por su parte, la inflación subyacente en septiembre fue de 0.1% y de 2.2% en términos anuales. Supongo que los datos de inflación reportados, apoyarán la idea de un incremento de la tasa de interés para el próximo diciembre. Por lo pronto, los futuros de la tasa de fondos federales muestran una probabilidad de 7.2% para un alza de 25 pb en noviembre y de 60.3%, para diciembre. Usted dirá.

En cuanto a los reportes corporativos –aún pocos para emitir una opinión general–, han sido buenos. Nombres como Goldman Sachs, Johnson & Johnson y Netflix, superaron con creces las estimaciones de los analistas y animaron algo al mercado estadounidense, que por el momento continuó en su patrón de “espera”, probablemente pendiente de lo que ocurra con el debate Clinton – Trump de hoy por la noche en el que, siendo el último de esta serie, cabe esperar que el candidato republicano sea más agresivo de lo que hasta ahora se le ha visto. Supongo que Hillary Clinton, como escribí en días recientes, enfrentará a su oponente con la consigna de mantener su ventaja y no dejarse arrastrar a la zona del lodo.

Así, poco a poco se van resolviendo, creo que favorablemente, los elementos que compartí con usted, amigo lector, hace semanas, para fundamentar mi decisión de participar más agresivamente en los mercados con vistas al último trimestre. Pienso que aún hay algún espacio –en tiempo y distancias– para alcanzar los objetivos que me establecí y obtener los rendimientos esperados.

Suerte.

Leave a Comment