Consenso sorpresa.

In Consejería by PAALeave a Comment


Para sorpresa mía y supongo de muchos más, ayer la OPEP en su reunión de Argelia anunció que formarán un comité de “alto nivel” que estudie la forma de llevar a cabo un recorte en la producción del cártel, para llevarla a un rango entre 32.5 y 33 millones de barriles por día (mbd). Además, este grupo llevará a cabo consultas con países productores fuera de la OPEP, en busca de establecer un diferente y mejor equilibrio para el mercado que resulte sostenible. La última ocasión que esta Organización redujo su producción, fue en 2008, al inicio de la Gran Recesión.

Finalmente puede pensarse que la prolongada y profunda baja del precio del petróleo, junto con la perspectiva de la oferta y la demanda, llevaron a los catorce miembros del grupo, en el que Arabia Saudita tiene el liderazgo, a considerar hacer algo para tratar de mejorar el precio del crudo, que como sabemos ha causado estragos importantes en la economía de todos los países productores, dentro y fuera de la Organización.

El rango de producción mencionado supondría un recorte de entre 240 mil y 740 mil barriles al día, considerando el dato más reciente (agosto 2016) de la producción conjunta de la OPEP, que fue de 33.24 mbd. Ignoro si esta cantidad realmente es importante como para hacer impacto en las condiciones del mercado (se había especulado con la cantidad de 1 mbd), pero sin duda señala en la dirección de una reducción de la oferta. El anuncio de entrada, causó un alza en el precio de los diferentes crudos de entre 5% y 6%. El Brent pasó de 46 dpb a 48.85 dpb y el WTI, de 44.67 dpb a 47.05 dpb.

Es de suponerse que los detalles de la instrumentación serán la parte complicada, junto con la tarea de acercar a un posible acuerdo de reducción de oferta a productores no OPEP, principalmente Rusia, cuyo volumen es casi tan importante como el de Arabia Saudita y que como sabemos es clave para aquella economía. Y los detalles tendrán que ver no sólo con el monto global del posible recorte, sino con la asignación de la cuota individual, en donde supongo que todos tratarán de defender su territorio, lo que hace probable que Arabia Saudita tenga que tomar de nuevo la posición de “equilibrador” al interior del cártel.

La negociación de los montos de recorte seguramente será un tema difícil, pero necesario para darle credibilidad al acuerdo, desde el punto de vista del mercado. Ignoro cuál será el tratamiento para los países que más han sufrido no sólo por la

caída del precio, sino por sus condiciones particulares relacionadas con hechos de violencia, como es el caso de Nigeria y Libia.

Otro tema importante de este evento es lo que ocurra con la postura de Irán. Como sabemos, hasta horas antes de iniciar la reunión del miércoles, los voceros de este país declaraban que no estaban dispuestos a contener su producción hasta alcanzar un nivel cercano a los 4.2 mbd (en agosto llegaron a 3.8 mbd) y restablecer su nivel de producción “pre-embargo” y no es claro si este tema ha sido resuelto entre los miembros de la OPEP, empezando por Arabia Saudita, que es un claro opositor de Irán, políticamente hablando. Este será un aspecto que los mercados observarán detenidamente en los dos próximos meses.

Cualquiera que sea el final en este tema, será llevado hasta el 30 de noviembre próximo, cuando la OPEP se reúna en Viena en su reunión “formal” del 2° semestre (quizá debería decir “Ordinaria”, toda vez que a la de ayer se le calificó como “Extraordinaria”). La reunión de Argelia, al final, quizá sí estuvo pensada desde el principio para medir el ambiente de los miembros del cártel y tratar de alcanzar un consenso; la decisión vendrá después, como especulé el lunes pasado.

Cuando usted lea esta Consejería, es probable que ya se haya anunciado la decisión de política monetaria del Banco de México. Este giro que ha dado el tema petrolero, sin que haya una decisión aún, seguramente quitará presión adicional al peso mexicano –ayer tuvo una pequeña apreciación, adicional a la del martes–, lo que también implica una menor “urgencia” por subir la tasa de interés de referencia, considerando los temas relativos a la inflación y la condición económica del país, en general. Veremos.

Suerte.

Leave a Comment