De mercados alcistas y objetivos de inversión.

In Consejería by PAA1 Comment


Los mercados continuaron subiendo el día de ayer, pues la decisión de la Fed de no mover la tasa aún, alienta la toma de riesgo. Además, al leer el comunicado del miércoles y la transcripción de la conferencia de Janet Yellen, me parece que no hay que tener dudas del desempeño de la economía estadounidense que, en el fondo, es lo que mueve a los resultados de las empresas cuyas acciones están siendo valuadas día a día en el mercado, tasa de interés mediante, que por el momento, tendrá una trayectoria bastante predecible.

Y como he escrito varias veces, asumo que el movimiento de la tasa es alcista y que el próximo escalón será de 25 pb, cosa que no mata a nadie y que el mercado tiene razonablemente asumido. Añado para explicar mi decisión de comprar, que no hay mucho para dónde moverse. Es decir, el inversionista está harto de tasas de interés que no dan nada y que, para fines prácticos, quitan. Valga decir, también, que la volatilidad disminuyó a los niveles que vimos anteriores a septiembre y que son muy bajos en términos del índice VIX.

Por lo anterior, los mercados no perdieron la tendencia primaria que arrancaron en enero de este año y que –según yo– se apoyó en la baja de finales de junio. En los días pasados tanto el S&P 500, como el IPC mexicano, regresaron a buscar la línea de tendencia primaria mencionada, la “probaron” (más en el caso del IPC, que en el del S&P 500) y la respetaron. Asimismo, respetaron la zona de soporte que antes fue la resistencia que detuvo los varios intentos de alza que los mercados tuvieron en los años recientes, como usted, amigo lector lo ha atestiguado. Y sí, el Análisis Técnico funciona y ayuda a decidir.

Desde luego que en situaciones como la de los días recientes uno siente frío, pues se sabe bien que nada es infalible en este oficio. Pero algún riesgo hay que tomar. En mi caso, los que tomo son el de la operación y el de la comunicación. La operación lo cambia todo, pues una cosa es teorizar y otra poner en juego recursos reales. Como suelo decir desde hace mucho, operar le enseña a uno la diferencia de tirar al blanco en la feria o estar en una batalla, en la que uno tiene enfrente a un tirador que tiene un arma similar a la propia y que está decidido a dar en el blanco (o sea, uno). El otro riesgo, es que comparto con otros lo que pienso, en medios masivos. Uno aprende a disfrutar en lo que se mete o se va, lo que es perfectamente válido y razonable.

Es probable que en los siguientes días los mercados corrijan el alza que hemos visto, como siempre ocurre, pues la velocidad que hemos visto en los dos días anteriores –y lo que eventualmente pueda durar así– fuerza a tomar utilidades. En el caso actual, creo que también es una oportunidad para participar si no se hizo en los días anteriores a la subida, y si se participó desde un principio, pues es razonable meterse a la bolsa algo de lo ganado, para que el cuerpo sienta lo que recibe y posteriormente, recomponer las posiciones. Mientras la tendencia se conserve, no hay que abandonar la estrategia, si bien hay que mejorarla con la táctica.

En condiciones de mercado como las que hemos tenido este año, de alza continua con sus episodios de lateralidad y otros de bajas inquietantes, no dejo de pensar que siempre hay que tener claro el objetivo de inversión. No me refiero a un monto de dinero o una tasa de rendimiento. Eso no es un objetivo de inversión. La expresión que usé en el párrafo anterior, creo que lo describe mejor: para que el cuerpo sienta lo que recibe. Esto lo ligo con otra expresión, que se escucha con frecuencia en esto de las inversiones: “realizar utilidades”.

“Sentirse satisfecho por haber logrado cumplir aquello a lo que se aspiraba”. Es uno de los significados que la Real Academia de la Lengua da a la palabra “realizar”. Yo suelo decir que realizar utilidades es hacerlas reales, algo que le dé a uno alguna satisfacción, que mejore el bienestar. Eso es un objetivo de inversión. Tener en un papel un número que dice que se tiene cierta cantidad de dinero o ver esos datos en una pantalla, creo que no lo es. Al menos no para mí. Yo prefiero algo más “durito”, que se vea, que se sienta, que se use y se disfrute. Pero cada quien hace con su dinero lo que quiere y de su vida, un papalote.

Suerte.

Comments

  1. Jeanett

    Una reflexión contundente para sentir lo ganado y suelo decir, caricias para el alma, así como dar pie a seguir mejorando la táctica. Gracias

    Suerte

Leave a Comment