No news, good news.

In Consejería by PAA2 Comments


Como se esperaba, la Fed dejó la tasa de fondos federales en el nivel que tiene desde diciembre de 2015, en el rango de 0.25%–0.50%, validando las probabilidades que mostraban los futuros de tal tasa en los mercados, que fueron, en las semanas recientes, de menos de 20% para un alza de 25 pb. La “nota” que los medios de comunicación rescataron tanto del comunicado de la Fed, como de la conferencia de prensa de Janet Yellen, fue que se ha fortalecido “el caso”, como dice la presidenta de la Fed, para que haya un alza de la tasa en el presente año.

Lo anterior, que en realidad no es una noticia, abre el espacio para que se inicie la especulación sobre si este evento puede ocurrir en noviembre o en diciembre, cuando el Comité de Mercado Abierto –el que decide sobre la tasa, entre otras cosas– vuelva a reunirse. Las fechas precisas son el 2 de noviembre y el 14 de diciembre.

Para empezar a “calentar motores” por si le interesa, amigo lector, los futuros del Chicago Mercantile Exchange (CME) para un alza de 25 pb en noviembre, marcan una probabilidad de 14.5% (el martes era de 20.8%) y para diciembre, de 51.7% (el martes era de 48.1%). Los datos anteriores sugieren que el mercado da una mucho mayor probabilidad a que la tasa suba hasta diciembre y no en noviembre. Ignoro si esta diferencia tiene que ver con que la reunión de noviembre es pocos días antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos (el 8 de noviembre) y que, en esa misma reunión, no se presentan estimaciones ni hay conferencia de prensa por parte de Janet Yellen, pero los medios de comunicación asistentes a la conferencia de prensa de hoy no dejaron pasar el asunto electoral.

A este respecto, la presidenta de la Fed dejó claro en dos ocasiones que en la mesa del Comité de Mercado Abierto no se tratan temas políticos y que no será de otra manera en noviembre.

La razón que la Sra. Yellen dio para mantener la tasa, fue que prefieren esperar por algo más de evidencias del fortalecimiento de la economía, aclarando que esto no significa que haya falta de confianza en el desempeño económico, pero que prefieren esperar por señales de un mayor fortalecimiento del empleo y que la evolución de la inflación indique más certeza en su camino al objetivo de 2% que, por cierto, en las estimaciones de los presidentes de los bancos regionales de la Fed y los miembros de la Junta de Gobierno, que hoy se publicaron, sería alcanzado hasta el año 2018.

Las estimaciones que se presentaron hoy –que reflejan las posturas individuales de los participantes (los doce presidentes de los bancos regionales y los cinco miembros de la Junta de Gobierno) y no las de la Fed, como banco central– no varían demasiado con las de junio pasado. La previsión para el crecimiento de este 2016 es de 1.8%, menor en dos décimas a la de junio, quizá por ya contarse con dos trimestres del año que tuvieron bajo crecimiento. Para los próximos dos años, el crecimiento se estima en 2.0%. La inflación para este año la estiman en 1.3%, la de 2017 en 1.9% y como mencioné párrafos atrás, la de 2.0% aparece hasta el 2018.

El pronóstico de la tasa para el final de 2016 se ubica en 0.6%, que resulta así por la mecánica de cómputo de las estimaciones, pero que implícitamente habla del rango de 0.50%–0.75%, que es el alza esperada de 25 pb. Para finales de 2017 la estimación de la tasa es de 1.1%, lo que sugiere que se esperarían dos alzas de tasa de interés de 25 pb, para ese año. Ayer escribí sobre lo que resulta con las estimaciones, así que hay que tomarlas con distancia ya que en un año suceden cualquier cantidad de cosas, muchas de ellas impredecibles.

Los mercados reaccionaron como esperado –al menos por mí–, subiendo alrededor de 1% en Estados Unidos y aquí en México, el IPC subió 1.3% y el peso se apreció siete centavos. Pero también hubo una baja del dólar en los mercados internacional, de 0.3%, junto con una buena reacción del índice de mercados emergentes, que subió 2.8%.

Creo que la idea de operación que propuse en la Consejería del 8 de septiembre pasado está funcionando razonablemente bien y creo que todavía hay espacio para que lo siga haciendo. Básicamente es una postura compradora, que como escribí entonces, está pensada para lo que resta del año y no para los momentos en que la Fed decida hacer algo con la tasa, aunque por supuesto, es un elemento importante de esa idea.

Suerte.

Comments

  1. Jeanett

    Estimado Pedro, gracias por darnos estabilidad y ser una brújula en éste camino de las inversiones.
    Agradezco el compartirnos los conocimientos que tanto tú como equipo de análisis han logrado en tantos años de trayectoria, como te he comentado y he afirmado en varias ocasiones ¡realizas una gran lectura de los mercados! -hasta pareciera que eres quien tiene la bola de cristal-.
    Gracias por darnos la oportunidad de seguirte por éste medio, atrás de tu análisis hay mucho conocimiento y permites formar a tus seguidores.
    Previo a la lectura de ésta consejería volví a leer la del 8 Sept. “Especulaciones” en donde mencionaste tu táctica, decidir y actuar fueron los verbos que hacen la diferencia en los resultados.
    Buen día. Saludos y Suerte.

  2. Jeanett

    Ojalá pudieras darnos tus comentarios sobre el escenario del tipo de cambio y la próxima reunión de BANXICO. Suerte

Leave a Comment