Política monetaria y su comunicación.

In Consejería by PAALeave a Comment


Los mercados tuvieron una reacción, digamos que menor, pero volátil, al discurso de Janet Yellen del viernes pasado en la reunión de Jackson Hole. Lo que me pareció relevante de esto no fue tanto lo que se dijo en el discurso, sino lo que los medios de comunicación tomaron de ello. El texto de la ponencia de Yellen es de 18 páginas y de todas ellas los medios destacaron diecisiete palabras, escritas en el último renglón de la página dos y en el primero de la página tres: “Yo creo que el caso para un incremento en la tasa de fondos federales se ha fortalecido en los meses recientes”.

En las siguientes líneas, la Sra. Yellen comentó que como siempre, las decisiones de la Fed dependen de los datos, que la política monetaria no obedece a un curso prestablecido y que la habilidad de ese banco central para predecir la evolución de la tasa de interés es bastante limitada, toda vez que la política monetaria necesitará responder a cualquier situación que haga impacto en la economía. Y así. Vale decir que el objetivo de la ponencia es contribuir a la comprensión de los temas de las herramientas con que cuenta la Fed para instrumentar sus decisiones.

A la par de lo anterior, hay declaraciones de funcionarios de la Fed que son interpretadas como proclives para que haya un alza de la tasa en septiembre, lo que señala que parte de las complicaciones de la política monetaria hoy en día, es su comunicación. En el pasado solía decirse que la banca central instrumentaba sus decisiones usando a la banca comercial, lo que sin duda era cierto en buena medida y comunicaba poco. Pero hoy, la combinación de los medios de comunicación y los mercados, añaden ingredientes que hacen más compleja la tarea.

Las razones son que la penetración de los mercados en la actividad financiera ha rebasado por mucho a la que tuvo la banca, que en general no tiene una capacidad de reacción tan rápida y en ocasiones violenta, que pueden tener los mercados, en virtud del uso de la tecnología disponible. En el lado de los medios de comunicación, también es la tecnología la que juega un papel determinante para potenciar las reacciones de los mercados, las que no siempre son del todo correctas y al público hoy le interesa más la política monetaria.

El caso es que, por el momento, parece haberse comprado la idea de que un alza de la tasa en septiembre es posible y yo no lo descarto. Quizá el movimiento en el mercado cambiario, más que en el accionario es el que más señala en esa dirección (la de la posibilidad de un alza, no la de un alza en sí misma), pues en la operación internacional el dólar subió 0.84% el viernes, medido a través del índice $USD. El peso mexicano, resintió este movimiento y se depreció 1.35%, cerrando en 18.61 pesos por dólar.

Mi especulación sobre que en septiembre la tasa puede subir, es porque creo que la Fed pudo haberlo hecho en junio, pero se atravesaron el dato de empleo de mayo en Estados Unidos y el Brexit, y quizá hayan decidido dejar pasar julio para tener casi tres meses de datos, para soportar mejor una eventual decisión de subir la tasa. Otra razón es que la siguiente junta de política monetaria –la posterior a la de septiembre– es a principios de noviembre, unos días antes de la elección presidencial en Estados Unidos y quizá no sea el mejor momento. Si la tasa subiese en septiembre, sería en 25 pb y entonces la especulación se trasladaría al terreno de si puede volver a subir en 2016, en diciembre, posiblemente. Veremos.

Esta semana, en México se publicará el próximo miércoles el Informe Trimestral de Banxico, correspondiente al periodo abril–junio. Siempre es un documento importante, pero en esta ocasión creo que lo es más pues Banxico ha tomado decisiones sobre la tasa de interés, además de enfrentar presiones en la inflación derivadas de los incrementos en los precios de la gasolina y la electricidad, que hasta hace pocos meses no figuraban en el radar inflacionario.

En Estados Unidos, sin duda el dato importante será nuevamente el empleo, que se publicará el viernes 2 de septiembre y que será determinante para la decisión sobre la tasa de interés. El dato de julio fue de 217,000 nuevos empleos y la estimación para agosto es de 150,000 y una tasa de desempleo de 4.8%, ligeramente inferior al 4.9% de agosto.

Suerte.

Leave a Comment