Lo adverso no sólo es el sector externo.

In Consejería by PAALeave a Comment


El PIB del 2° trimestre estuvo dentro del rango de lo esperado, tanto en datos como en el tono de la presentación que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hizo ayer. El dato dice que el crecimiento fue de 2.5% y la SHCP dice que los problemas nos vienen de afuera, insistiendo en que la parte del mercado interno muestra un buen desempeño. En cualquier caso, el pronóstico del gobierno para 2016 se recortó de 2.7% a 2.3%, considerando el punto medio de los intervalos de la estimación.

Y si esto es así, pues lo que se está diciendo es que el 2° semestre del año tendrá una actividad económica con menos dinamismo que el registrado en el 1er semestre, ya que en promedio, el crecimiento de este periodo fue de 2.5%. Pero más allá de los datos –que suelen ser revisados–, me parece que la postura de Hacienda claramente omite algunos aspectos del comportamiento de la economía, para poder concluir que las cosas no están tan mal como se piensa.

Me refiero a que decir que el crecimiento del consumo interno es de 3.6% de enero a mayo –respecto de igual periodo en 2015– para explicar lo que ocurre en la economía es por lo menos riesgoso, ya que si bien el cálculo arroja ese dato, se omite decir que en los pasados tres trimestres, el crecimiento del consumo interno tiene una tasa decreciente (de 4.0% en el 4° trimestre de 2015, a 3.9% en el 1er trimestre de 2016, a 3.2%, en abril y mayo pasados, en promedio).

Asimismo, insistir en el asunto del comportamiento del mercado interno citando los crecimientos de actividades como la información en medios masivos, de 8.4%, de 7.8% en servicios profesionales y de 7.2% en servicios financieros, sin mencionar que el comercio –que es el renglón más importante de las actividades de servicios– decrece en su tasa de crecimiento por tercer trimestre consecutivo (3er trimestre de 2015: 4.7%; 4°trimestre de 2015: 4.0%; 1er trimestre de 2016: 3.6%; 2°trimestre de 2016: 2.3%), confirma el sesgo –entendible, pero no justificable– del gobierno y la falta de postura crítica y de capacidad de análisis de los representantes de los medios de comunicación que atienden a la presentación de la SHCP, que no son capaces de entrar en estos detalles e interpelar a los expositores. Valga decir que, en el formato de la conferencia de prensa, no se toman preguntas, sino que quienes las hacen, son previamente designados. Ver para creer.

En repetidas ocasiones he mencionado que las actividades industriales son el renglón menos dinámico de la actividad económica de México, en buena medida por la caída del precio del petróleo y la inoperancia del sector de la energía en nuestro país, pero no solamente. La industria en el 2° trimestre creció 1.0%, mejorando los datos de los dos trimestres previos, pero como resulta evidente, con un perfil muy pobre. Al mismo tiempo la industria manufacturera ha reducido su ritmo de manera importante, desde el 3.0% registrado en los trimestres 2° y 3° de 2015, hasta el 1.6% del 2° de 2016. Es cierto que en el comportamiento del sector industrial los eventos externos han tenido un papel importante, pero no son la única explicación de su pobre comportamiento, ya que en el caso del petróleo es claro que los errores cometidos en la política de este sector durante décadas juegan su parte, como en el caso de la industria manufacturera, lo hacen la falta de política de desarrollo industrial e incentivos para la inversión. A las actividades industriales, las salva la industria de la construcción, que creció 3.1% en el 2° trimestre, mejorando claramente los dos trimestres previos (-0.5% en el 4° trimestre de 2015 y 1.7%, en el 1° de 2016).

Por su parte, las actividades agropecuarias han tenido un buen comportamiento en el año al crecer 3.0% y 3.8% en los primeros dos trimestres de este año, en parte debido a la mejoría en los precios de los commodities, pero también a la depreciación cambiaria. Lamentablemente la contribución de este sector es muy pequeña para la economía nacional.

No hay mucho más que agregar.

Suerte.

Leave a Comment