Tipo de cambio y defectos de fábrica

In Consejería by PAALeave a Comment


Banxico subió en 50 pb la tasa de referencia, para llevarla a 4.25%. El anuncio se hizo en un comunicado poco común, por su extensión (dos páginas completas), además de ser un tanto confuso y contradictorio, desde mi punto de vista. La confusión a la que me refiero no sé si tiene que ver con el propio comunicado y la decisión que anuncia, o con que yo pensaba que la tasa no cambiaría de nivel y a que –según yo– tenía una argumentación bien armada para soportar mi idea.

Como siempre que pasa algo así, la sensación de frustración dura un rato y después vuelvo a la normalidad –cualquier cosa que esto signifique–, sobre todo si una hora después del anuncio empezó un juego de cuartos de final de la Eurocopa. Qué bueno, pues de otra forma, no podría sentirme bien operando en el mercado. Además, como no participo en la decisión, no puedo saber lo que en realidad ocurrió para llegar a tal punto, más allá de las consideraciones técnicas que más o menos los analistas manejamos. Como en cualquier ámbito, supongo que en el de la banca central existen aspectos que los observadores externos difícilmente llegamos a conocer.

En fin, aunque uno se acostumbra a estas situaciones, no se puede dejar pasar el momento para tratar de aprender y tratar de entender lo que ocurrió, su significado y consecuencias, porque al final lo hecho, hecho está y se tiene que pensar en lo que va a pasar mañana.

La lectura del comunicado me hace pensar que en el fondo, la decisión está ligada a la especulación que he manifestado en este espacio y en otros ambientes, en relación a que los “defectos de fábrica” que la economía mexicana tiene han llegado a un nivel tal que, combinados con los eventos externos, sí presentan riesgos que el mercado no está dispuesto a tolerar y que necesita pruebas para confiar otra vez en la oferta que se le hace.

En consecuencia de lo anterior, cabe pensar que el peso mexicano puede sufrir presiones para depreciarse  de manera permanente  y entonces sí provocar efectos negativos en la inflación, que es al final del día, el motivo de preocupación de Banxico. Me llama la atención la parte final del segundo párrafo del comunicado, que dice que los recortes presupuestales son pasos en la dirección correcta, en el propósito de mantener el equilibrio fiscal y regresar a tener un superávit primario, seguido de la mención de que el banco central ajustará su postura monetaria cuando sea necesario, para mantener la inflación y sus expectativas “ancladas”.

Hay que decir que más adelante en el comunicado, Banxico dice que las expectativas están “ancladas” –han estado así desde hace mucho tiempo– y que se espera que en este año y en 2017, se mantengan cercanas al objetivo de 3.0%. Eso es parte de lo confuso y contradictorio, ya que el párrafo final inicia admitiendo que el escenario central de la inflación sugiere que las condiciones son congruentes para que la inflación no se aparte mucho del objetivo multianual de 3.0% (+ / – 1), entendiendo que siempre hay riesgos que pueden desviar a la inflación hacia uno u otro lado del objetivo.

Pero de la lectura del comunicado en general no percibo que tales riesgos hayan cambiado demasiado, incluidos los del sector externo, incluido el “Brexit”, que son los que menciona Banxico para apoyar su posición, ya que los temas de crecimiento no señalan que la brecha del producto vaya a presionar a los precios (no existen presiones de la demanda agregada, dice el banco central) y las posturas monetarias de los bancos centrales principales, como dice el nuestro (supongo que se refiere a la Fed, al Banco Central Europeo, al Banco de Japón y al Banco de Inglaterra), mantienen y parece que mantendrán posturas relajadas. Ambos temas han sido reiteradamente mencionados por Banxico como “determinantes” de la inflación en México.

Así, tal parece que efectivamente, los temores de una depreciación mayor del tipo de cambio dadas las condiciones de las finanzas públicas y de los “defectos de fábrica” en general, son suficientes para que Banxico decida apretar la política monetaria y pagar el precio que esto supone en términos de crecimiento, porque sin duda ahí es donde se reflejará el alza de la tasa, sin que haya garantía que esto pese a favor de apreciar al tipo de cambio, de manera contundente. Veremos.

Suerte.

Leave a Comment